Se apagan las luces. Suenan las sirenas. La ansiedad se vuelve a olfatear. Los típicos apretujones hacia el sector de las vallas son inexistentes producto de las burbujas. La marea se agita, aunque quiera evitar la ola. Ya es sabido las fantasías no son alcanzadas por los virus. Y por eso el sueño se pone en Obra(s). Tantos pasos lo llevaron ahí. Ni que hablar las rutas.

En el medio de la campaña de vacunación contra el COVID la banda de La Plata se dio el gusto de tocar en el mítico estadio Obras Sanitarias. Pasadas las 22 sonaron los primeros acordes de una lista acortada por protocolo. La emoción de la banda era evidente: “Traten de respetas lo que le dicen los de seguridad, tengo unas ganas terribles de tocar” lanzó Manu en un momento de la noche. El Gato en el final también dejó evidenciado su sentir cuando agradeció a sus compañeros y aclaró que “a nada se llega solo”. Siempre un poquito más afilados desde lo musical y con una propuesta de audiovisuales para sacarse el sombrero. El nivel al que tiene acostumbrado a su público. No hubo temas nuevos luego de las amenazas ya lanzadas en algún “Mansin Show”. Y por más que uno se fuerce en describir lo sucedido la noche del siete de agosto lo único y verdaderamente importante es que Sueño De Pescado volvió a subirse a un escenario. Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .