Según informó InfoBae, Díaz ingresó a una comunidad terapéutica en San Miguel tras ser internada en el hospital Fernández. Luego, escapó para volver a Villa Cildañez. Mientras tanto, su hija se prepara para comenzar la escuela, bajo la tenencia de su abuela y su tía.

El caso de la desaparición de M., mantuvo en vilo a toda la sociedad hace pocas semanas. Fue lo más comentado y se puso a disposición toda la justicia para poder encontrar a la chiquita que vivía, junto a su madre, en total situación de abandono por parte del Estado. A todo esto, se le sumaba la lamentable adicción a las drogas por parte de Estela Díaz.

Según informó InfoBae, la mujer había ingresado ayer al centro de rehabilitación para las adicciones “El Reparo”, ubicado en Calle Italia, de San Miguel. Pero a las pocas horas, abandonó el lugar por propia voluntad y volvió a Villa Cildañez, donde vivían de forma precaria junto a M.

La abuela y una de sus tías tienen la tenencia legal de la menor, que ya obtuvo su DNI y fue anotada en una escuela para comenzar las clases: vive con ellas en un terreno donde otros miembros de su familia también construyeron sus casas. Su madre no tiene impedimento legal alguno para verla. Ella misma, según fuentes del caso, consintió que su abuela sea la encargada legal de la tenencia de la menor.
Estela, según fuentes del Ministerio de Desarrollo, mantuvo varias entrevistas con psicólogos del organismo mientras su hija estaba internada en el Garrahan, y con una trabajadora social. Se detectó así un cuadro compatible con un síndrome de abstinencia y se le recetó medicación psiquiátrica. El Servicio de Toxicología del Hospital Fernández confirmó que el alta sería otorgada durante la mañana del miércoles 7. Se gestionó un ingreso a la comunidad El Reparo, donde firmó su consentimiento para tratarse en el lugar tras una entrevista de admisión. El Ministerio, mientras tanto, comienza un trabajo de abordaje para subsanar la situación con la familia de Estela.

Lamentablemente, Díaz no encuentra una salida a esta adicción. Ahora, todo depende de lo que el Estado y la sociedad pueda hacer para ayudarla a seguir adelante y que pueda vivir su vida dignamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .