Lo dijo Luana Marian López Reta, Coordinadora de la Comisión de Diversidad de APDH, quien participó de lo que intentó ser un acto de señalamiento en el lugar, el cual tuvieron que realizar desde afuera del Batallón, ya que fue censurado por el Municipio de Malvinas Argentinas. “Nos enviaron ocho patrulleros para que no lo hagamos”, cuenta en conversación con diarioefecto.com

El pasado lunes 22, por la tarde, unos 100 militantes por los derechos humanos, agrupados en la APDH (Asamblea permanente por los Derechos Humanos) y en CTA Autónoma Malvinas Argentinas, habían organizado una actividad de señalamiento, el cual no pudieron realizar como querían, ya que fueron censurados por el Municipio.

Luana, le contó a diarioefecto.com que: “El día 5 de marzo, hicimos un reclamo a Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, por la falta de señalización del Batallón 601, donde funcionó el Centro Clandestino de detención conocido como ‘El Cilindro’, y enviamos una copia a la Directora de DDHH del Municipio, Zulma Vela, quien me llamó inmediatamente para decirme que ellos estaban trabajando para hacer el señalamiento, y que estabamos invitades, a lo que le respondí que nosotros también ibamos a hacer un acto y que estaba invitada”.

López Reta, agregó: “Recordemos que esta es una gestión que ya está hace 5 años manejando el Municipio. Pero en Malvinas Argentinas, desde siempre hubo una negación u ocultamiento sistemático de este Centro Clandestino. Si bien no es tan emblemático como Campo de Mayo o la ESMA, tiene características que lo hacen tristemente celebre”.

Vale recordar que en el año 2010, la entonces Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, ordenó la desclasificación de los documentos del ex Batallón 601, la causa fue presentada ante el Juez Ariel Lijo. De allí se desprende que pasaron, al menos, 4000 civiles y hubo 300 militares. Durante la intendencia de Jesús Cariglino, el lugar se transformó en lo que ahora es el Palacio Municipal y otros edificios municipales. Ahí funcionaba el desmantelado Batallón. Luana enfatiza que “Allí no hay ningún señalamiento de que en ese lugar funcionó un Centro Clandestino de Detención y Tortura”, en lo que es otra muestra de ocultamiento de los hechos atroces que allí ocurrieron.

Cuenta Luana, que en “El Cilindro”, había justamente, un cilindro metálico en el cual había cadenas soldadas, en el que a los civiles, los tenían engrilletados y encapuchados, a los que los sometían a sesiones de torturas durante la última dictadura cívica – eclesiástica – militar. Aflijida, recuerda el testimonio de Aurelia Tejerina, sobreviviente de esa aberración y quien declaró ante la CONADEP. “Lo más fuerte que relató fue que hubo gente mutilada, y que escuchó gritos de un pibe que imploraba que no se llevarán a su abuelo a una sesión de tortura. Esto fue negado y ocultado sistemáticamente, no solo en esta gestión actual que lleva Leonardo Nardini, sino en la anterior en donde Jesús Cariglino, negó que se hayan encontrado restos humanos, lo cual podía haber esclarecido muchas cosas”.

Con respecto al acto, Luana comentó que llegaron alrededor de las 9 de la mañana, con parlantes y micrófonos, y cuando quisieron conectar y tomar tensión, se acercó un vigilador y les dijo que debían tener autorización. Además, contó que había un sólo móvil policial en ese momento. Instantes después, mientras intentaban organizar la conmemoración, con la llegada de más compañeros, vio que iban acercándose más patrulleros y que había miradas intimidantes de parte de los uniformados, que hasta tenían chalecos anti balas y estaban formados en fila.

“Fuimos echados del lugar, y cuando una oficial nos preguntó que estabamos haciendo, se lo comentamos y les dijimos que estaban invitados los funcionarios del Municipio y de Provincia, y que era sólo un acto simbólico para conmemorar lo que sucedió”, declaró indignada López Reta. “Le preguntamos si era la oficial a cargo y que si no le parecía que era un poco excesivo el operativo, pero dijo que no, que sólo preguntaba”, agregó y comentó que los móviles se ubicaron dentro del Batallón, desalojándolos y diciéndoles que no podían colocar la placa.

Según el testimonio, pasados unos minutos, llegó un noveno móvil. Allí bajó alguien que dijo ser el oficial a cargo, pero que no quiso identificarse y les preguntó, en varias oportunidades, quién los había autorizado. “En todo momento intentamos comunicarnos con Zulma Vela, pero no obtuvimos ninguna respuesta, no nos atendió el teléfono ni nos contestó el whatsapp, por lo que tuvimos que hacer el acto del lado de afuera y no pudimos colocar la placa. Eramos entre 50 y 100 personas y llegaron más de 30 policías”, afirmó Luana.

Para cerrar, se lamentó que sólo pudieron realizar el acto simbólicamente, y denunció: “Nos sugirieron que iniciemos un expediente en el Municipio, como si ellos tuvieran la potestad de la Memoria, Verdad y Justicia”. Y agregó: “Fue una experiencia terrible, desagrable, que nos retrotrajo a la época más oscura de la historia de nuestro País. Un nivel de violencia, desde lo institucional, que fue terrible, que nos recordó las historias más nefastas que podemos haber vivido”. A raíz de la divulgación y difusión, recibieron el apoyo de varios organismos. “Todo el apoyo, no hace más que ratificar que la Verdad, la Memoria y la Justicia, están del lado del pueblo y no es prorrogativa y propiedad de algunos funcionarios” finalizó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .