El ministro de salud, Ginés González García, declaró recientemente estar “más intranquilo por el dengue que por el coronavirus”. Según la Organización Panamericana de la Salud, los casos confirmados de dengue en América Latina y el Caribe entre 2019 y 2020 llegaron a 3.095.821 y hubo 1.530 muertes. Sólo en el mes de enero de 2020 más de 125.000 personas se enfermaron y murieron 27 en toda la región.

A su vez, Leda Guzzi, médica infectóloga de la Clinica Olivos de Swiss Medical Group, destacó el gran crecimiento de casos de dengue en nuestro país y Latinoamérica: “En agosto del año pasado la Organización Panamericana de la Salud alertó acerca de un nuevo ciclo epidémico en América y advirtió que luego de 2 años de baja incidencia, en 2019 se observó un incremento muy significativo de enfermos de dengue en varios territorios de la región, y si tenemos en cuenta los casos autóctonos e importados recientemente diagnosticados, todo parece indicar que el 2020 sostendrá la curva de crecimiento”.

En 2019 Brasil notificó el mayor número de casos de su historia alcanzando un total de 2.200.000 con 782 muertes; por su parte Paraguay, con 11.800 enfermos en 2019, 6 víctimas mortales y más de 2.000 afectados en lo que va de 2020 (entre ellos, el presidente Mario Abdo Benítez y su esposa) declaró la emergencia ambiental y sanitaria en Asunción.

Bolivia calificó a la enfermedad como epidemia y notificó más de 16.000 casos en 2019 y comenzó el 2020 con 2.143 contagios y 700.000 personas en espera de confirmación por laboratorio.

Argentina registró 3.209 infecciones en 2019 y más de 70 personas en lo que va del 2020, la mayoría están en la provincia de Formosa, que cuenta con 46 casos y 130 sospechosos. La provincia de Buenos Aires confirmó un total de 26 casos con 19 en estudio. González García, por su parte, reconoció que “el pico” de la enfermedad se dará “en febrero”.

“En este contexto, el riesgo de desarrollar un brote de dengue en nuestro país, es muy elevado. Yo catalogaría la situación en Argentina como de tranquilidad expectante. Desde agosto de 2019 hasta el 20 de enero de 2020 (último reporte oficial del Ministerio de Salud) se registraron entre casos probables y confirmados 51 pacientes positivos sin antecedentes de viaje, y 73 casos importados, es decir, con antecedente de viaje a áreas de intensa circulación viral. Es por ello que es fundamental estar alertas, ya que históricamente el comportamiento del dengue en nuestro país fue epidémico y en estrecha relación con la ocurrencia de brotes en los países limítrofes. Por otra parte, en la mayoría de las provincias del país se ha constatado la presencia del vector, el mosquito transmisor del virus Aedes aegypti. Por lo tanto, la introducción del virus a partir de viajeros infectados provenientes de países vecinos, en condiciones climáticas apropiadas y con vectores circulantes, representa un escenario de alto riesgo”, afirmó Guzzi.