El cáncer de cuello de útero todavía genera 2 mil muertes por año aunque es prevenible en casi todos los casos

Durante el término de un año se producen en Argentina unos 5 mil nuevos casos de cáncer de útero, que a su vez ocasiona, en el mismo período, 2000 muertes.

Por Dr. Daniel Cassola (Curar con Opinión)

Estos números podrían ser infinitamente más pequeños, ya que esa enfermedad oncológica es prevenible prácticamente en todos sus casos. La razón es que nos da unos 10 o 15 años de ventaja, lapso que transcurre desde que se producen los primeros cambios en las células hasta la aparición concreta del cáncer.

El modo de prevención por excelencia es la detección precoz, para lo cual hay que hacer el test de detección del VPH. El Papanicolau (Pap) detecta las alteraciones en los tejidos, en cambio el test detecta el virus que produce las alteraciones. Es un paso antes.

El test es relativamente nuevo pero ya está ampliamente probado en distintas provincias y municipios bonaerenses, en el sector público. Es de esperar que se continúe ampliando la implementación del mismo. Sobre todo en la provincia bonaerense ya que allí se concentran el 34 por cientos de las muertes por este tipo de cáncer. En La Matanza, solamente, se da el 10 por ciento de los casos de todo el país.

Vale aclarar que el test de detección del virus VPH no remplaza al Pap, sino que funciona como complemento. Si el estudio da negativo no es necesario repetirlo hasta cinco años después. Una vez por lustro y estamos previniendo un cáncer potencialmente mortal. Es muy poco como para no hacerlo y correr riesgos innecesarios.

Adonde hay que apuntar con las políticas de prevención es a los barrios más carenciados. La Ciudad de Buenos Aires tiene índices bajísimos de cáncer por VPH, comparable a los de los países nórdicos. Las más afectadas son mujeres con dificultades sociales y económicas, que tienen muchos obstáculos para acceder al sistema de salud.

Incluso puede haber mujeres que no acceden por cuestiones de género o culturales. Ya sea porque en las consultas no se atreven a hacer ninguna consulta, o porque sus maridos se oponen a que se efectúen controles en los genitales. Es una barrera que hay que romper ya que el análisis es tan sencillo que la muestra puede ser tomada por la mujer en la intimidad de su hogar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s